Faltar al trabajo con Covid-19

¿En qué casos se puede faltar al trabajo en este estado de alarma?

Las posibles causas que justifican la ausencia del puesto de trabajo son:

  • Presentar síntomas de COVID-19.Las autoridades sanitarias recomiendan que ante la presencia de síntomas de la enfermedad se permanezca en el domicilio y se llame a los servicios de emergencia, lo que puede suponer no acudir al trabajo.
  • Situación de aislamiento preventivo. Se puede dar el caso de situaciones en las que personas en activo deban quedarse en sus hogares por periodos de aislamiento preventivo.
  • Necesidad de cuidados y atenciones a menores en casa sin colegios o mayores por cierres de los centros de día.
  • Necesidad de cuidados a familiares que padezcan la enfermedad

En las dos primeras causas, el Gobierno aprobó el Real Decreto-Ley 6/2020, de 10 de marzo, por el que todas las enfermedades o aislamientos preventivos por exposición a coronavirus se consideran situaciones asimiladas a accidente de trabajo, exclusivamente para la prestación económica de la incapacidad temporal. Así todos los trabajadores en esta situación percibirán un subsidio del 75% de la base de cotización del mes anterior a la baja desde el primer día de ésta.

En los casos de contagio confirmado, y en los de aislamiento preventivo, las bajas por incapacidad temporal serán emitidas por los médicos de familia del centro de salud que les corresponda.

Para el resto de las causas, a partir de la publicación del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, se han regulado las condiciones especiales de disfrute de los derechos de adaptación del horario de trabajo y la reducción de jornada por las causas justificadas relacionadas con el COVID-19. Cualquier duda que tengas al respecto, estamos a tu disposición para ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *