Despedir a un trabajador por WhatsApp o por una red social es ilegal Según establece el Estatuto de los Trabajadores, un despido por WhatsApp o cualquier aplicación o red social en la que no se pueda verificar la autoría de los mensajes será ilegal.

El motivo es que estas vías no permiten indicar de forma clara las causas del despido y que para extinguir el contrato se requiere “la comunicación escrita al trabajador expresando la causa con la indemnización correspondiente. En cambio, sí es posible dimitir por WhatsApp.

La empresa tendrá que entregar al trabajador la correspondiente carta de despido. El anonimato y la libre creación de cuentas que permiten sistemas como WhatsApp hacen perfectamente posible aparentar una comunicación falsa en la que un único usuario se relaciona consigo mismo.

El despacho Pelegrí Abogados recuerda que el Tribunal Supremo también se muestra contrario a despedir a un trabajador por estas vías. En una sentencia del 19 de mayo de 2015 señaló que “la prueba de una comunicación bidireccional mediante cualquiera de los múltiples sistemas de mensajería instantánea debe ser abordada con todas las cautelas. La posibilidad de una manipulación de los archivos digitales mediante los que se materializa ese intercambio de ideas forma parte de la realidad de las cosas. El anonimato que autorizan tales sistemas y la libre creación de cuentas con una identidad fingida, hacen perfectamente posible aparentar una comunicación en la que un único usuario se relaciona consigo mismo”.

Por tanto, Pelegrí Abogados asegura que, aunque el empresario comunique el despido por medios como WhatsApp, será necesario dotar de validez legal esa decisión, adjuntando la correspondiente carta de despido en la que se detallen la fecha de efecto del despido y los argumentos que lo motivan.

No obstante, Amor Pelegrí, socia fundadora de Pelegrí Abogados, recuerda que “el uso de este tipo de servicio de mensajería instantánea a través del teléfono móvil sí que se ha entendido válido en relación con la no superación del período de prueba del trabajador. También a la hora de que el empleado traslade su dimisión a la empresa, siempre que sea de forma clara”. La claridad pasará por que se concrete una voluntad incontestable y manifestada de manera expresa (signos escritos o verbales que expliciten la intención del interesado) o tácita (comportamiento del cual cabe deducir claramente que el empleado quiere dar por finalizada su vínculo profesional con la empresa).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *